El equipamiento

La dirección facultativa que llevó a cabo la obra de este hotel buscaba una fachada ventilada cerámica que ofreciera las mejores características estéticas y que proporcionara las ventajas deseadas en cuanto a aislamiento y ventilación. 

El sistema elegido fue el sistema XD de Favemanc, que consiste en un perfil vertical tipo omega fijado al soporte con ménsulas de retención y sustentación, y un clip que asegura una instalación rápida y sencilla de la piezas de Favemanc. Las placas cerámicas alveolares que acompañan este sistema tienen un espesor de 24 milímetros y permiten formatos de hasta metro y medio de longitud.

La fachada de este proyecto en concreto, cuenta con un total de 2.900 metros cuadrados de placas cerámicas en color negro grafito combinados con muro cortina y composite. Una de las características más apreciadas de las placas cerámicas es la multitud de posibilidades que ofrecen en cuanto a colores y acabados, que permiten a los arquitectos y diseñadores completar en la fachada la estética buscada en cada proyecto. Además, Favemanc ofrece piezas especiales que dotan de singularidad a los edificios como pueden ser las celosías cerámicas o las piezas volumétricas, e incluso la fachada impresa con diseños proporcionados por los clientes.

La fachada ventilada del Hotel Loob fue instalada por un equipo propio de instaladores de Favemanc, por lo que la ejecución del montaje fue impecable. Este aspecto fue uno de los más valorados por la dirección facultativa y la propiedad del hotel pues el servicio de asistencia técnica fue completo. 

Otra de las ventajas de la fachada ventilada cerámica es la ausencia de mantenimiento y la durabilidad, por lo tanto, la estética de cualquier proyecto está garantizada a pesar del paso de los años.