El proyecto consta de más de 4.000 metros cuadrados de fachada ventilada cerámica colocada con perfilería metálica y grapas mecánicas. La placa cerámica, con diseño ondulado y acabado esmaltado brillo en color terracota, se ha desarrollado en exclusiva para este proyecto.

Como detalles técnicos destacamos la instalación vertical de las placas sobre diferentes planos de inclinación que hacen de este un proyecto muy singular.