Eficiencia energética.

La elección de la solución constructiva de fachada ventilada optimiza y reduce el consumo energético puesto que se suprimen gran parte de los puentes térmicos de forma que en determinadas situaciones se pueden alcanzar ahorros energéticos de más del 30%. 

Altas prestaciones.

Los paneles extrusionados ofrecen gran resistencia mecánica gracias a su espesor y estructura alveolar y la ausencia de mecanizaciones, incisiones u otras alteraciones. 

Sostenibilidad. 

Nuestros productos tienen un reducido impacto medioambiental en todo su ciclo de vida. El origen natural de la arcilla supone que durante la fabricación, puesta en obra y vida útil de los paneles, no se genera ningún tipo de vertido o emisión de productos tóxicos al medio ambiente.

Durabilidad.

Con un uso y mantenimiento normal de nuestros paneles, la durabilidad del edificio se ve incrementada pues se trata de un sistema que evita las condensaciones de humedad en el interior alargando la vida útil del inmueble. 

Incremento del rendimiento acústico.

La ausencia de puentes acústicos repercute en una reducción de la transmisión de ruidos al interior mejorando el aislamiento. Además la mayor absorción generada por la cámara ventilada ayuda a reducir el tiempo de reverberación con lo que se mejora el acondicionamiento acústico.

No contribución al fuego.

Otra importante característica es la no contribución a la expansión del fuego