Este sistema es el más liviano que tenemos lo que lo hace ideal para trabajos de reforma y rehabilitación. Su reducido espesor, unido a la gran variedad de formatos se adapta perfectamente a todo tipo de intervención. 

La estructura portante está compuesta por un perfil vertical en forma de T que se instala sobre ménsulas de sustentación ancladas al soporte y que son las encargadas de soportar el peso de todo el sistema. El uso de ménsulas de retención hace que el sistema quede perfectamente alineado y soporte.

Como elemento particular de este sistema tenemos el clip de fijación de los paneles al entramado portante metálico. Esta fijación se diferencia porque un mismo elemento se da soporte a dos placas adyacentes. Se trata de un elemento metálico troquelado que se fija por medio de tornillería al perfil vertical.